QUIENES SOMOS

¿Tenés auto y registro de conducir pero aún no manejás en la calle?

Realizarás un proceso paulatino y progresivo acompañada/o por un profesional de la psicología. No es un curso de manejo, no es una terapia… son ambas cosas a la vez. Podés perder los miedos y manejar con confianza en la vía pública.

El objetivo es que manejes sola/o en la calle.

Te acompañamos en el desafío de manejar sola/o en la calle, con tu auto y por los circuitos que necesitás frecuentar. Es necesario tener tu licencia vigente. Animate a Manejar es un proceso para perder el miedo a manejar que se fundamenta en prácticas de la psicología.

MIEDO A MANEJAR

El término técnico con el que se conoce al miedo a manejar es el de “amaxofobia”, que deriva del griego: fobia (miedo) amaxo (carro o carruaje). Se trata de una fobia específica del tipo situacional: las características de éstas es que se dan frente a objetos y situaciones claramente discernibles y circunscriptos, en este caso el manejar autos en la calle. Pero en “Animate a Manejar” intentamos no tomar esta problemática con una connotación patológica.

Más allá de términos técnicos, sean miedos, fobias, inhibiciones, falta de experiencia o malos aprendizajes, nos enfocamos en lograr el objetivo de conducir tu auto en tus recorridos cotidianos, siempre con la intervención profesional de psicólogas/os con muchos años de experiencia conduciendo en la vía pública.

La imposibilidad de conducir en la calle es una dificultad que afecta a gran cantidad de personas, aunque tengan licencia de conducir. No hay que confundir esto con el respeto lógico que supone estar al mando de un vehículo.

Las personas con miedo a manejar sufren síntomas negativos de ansiedad que hacen que la experiencia sea sumamente displacentera y perturbadora, tales como taquicardia, sudoración, temblores o ideaciones negativas, tanto manejando como en los momentos previos.

NOTAS Y ARTÍCULOS

Leer todas las Notas